Uploaded by a01235296

Inteligencia emocional Sofi Borrego

advertisement
Análisis comparativo de la inteligencia emocional en
estudiantes de administración
Anteriormente la educación se basaba solamente en que los alumnos
adquirieran conocimientos, pero no se preocupaban en la manera que se
manejaban las emociones. Antes, las calificaciones eran importantes para
determinar si un egresado era buen candidato para un empleo o no.
Hoy en día, la educación ha cambiado porque se ha tenido que adaptar a las
exigencias de las empresas. Por ejemplo, el mundo laboral y empresarial cada vez
pide más aptitudes para resolver problemas y cualidades de liderazgo en los
jóvenes que quiere contratar y ya no se enfocan tanto en calificaciones o en
conocimientos en sí.
Es así como la inteligencia emocional se ha convertido en el aspecto más
importante a desarrollar en los alumnos que estudian licenciaturas y posgrados
porque es un aspecto esencial a la hora de pedir trabajo.
La inteligencia emocional es una forma de describir la personalidad. Significa
qué tanta capacidad se tiene de manejar las propias emociones y utilizarlas para
bien. Anteriormente no se conocía como un concepto de la psicología en sí, pero se
ha demostrado que es fundamental en el desarrollo de las personas.
Lamentablemente en las instituciones de educación no se impartían clases
que fomentaran el desarrollo de la inteligencia emocional, es por esto que los recién
egresados de licenciaturas o posgrados tenían dificultad a la hora de buscar trabajo
porque no sabían manejar sus emociones ni solucionar problemas.
Actualmente las universidades han comenzado a enseñar y dar cursos de
inteligencia emocional y liderazgo para no quedarse atrás en las necesidades que
tiene el mercado laboral.
Es por todo lo anterior que la Universidad Nacional Autónoma de México
(UNAM) realizó un estudio para determina la capacidad de inteligencia emocional
en estudiantes del área de administración.
“Se
trabajó
con
una
muestra
no
probabilística
por
conveniencia de 814 estudiantes de administración, de los cuales
el 38.6% (314) estaban inscritos en esta licenciatura; el 19.2 %
(156) cursaban una especialidad, siendo el 40 % (62) de
mercadotecnia, el 45 % (70) de recursos humanos y el 15% de
alta dirección (24); mientras que el 32.4 % (264) se encontraban
en un programa de maestría, que era de administración en
general en un 35 % (92), en un 26 % (67) de personal en diversas
modalidades, del área educativa en un 19 % (52), de tecnología
en un 11% (27) y del campo de la salud en un 9 % (25), así como
el 9.8 % (80) que eran del doctorado en administración.” (UNAM,
2014)
Los resultados del estudio demostraron que existen grandes diferencias
entre cada alumno en la forma en que maneja sus emociones y reacciona ante los
problemas y obstáculos. Las hipótesis que se escribieron en un principio fueron
todas rechazadas, lo que demostró que no se contaba con tanta información acerca
de la inteligencia emocional en los alumnos.
Por todo lo anterior, es importante que los alumnos cuenten con una buena
preparación, tanto de conocimientos como de competencias. Porque, aunque sí las
tienen, muchas personas no las expresan, y es muy importante ya que con ellas
puedes hacer muchas cosas productivas al momento de entrar al mundo laboral.
Así, este estudio refuerza los comentarios que hacen grandes universidades,
tales como Harvard, Stanford, etc. Acerca de la importancia de las emociones en la
inteligencia. Los sentimientos son parte de las personas y no se pueden dejar a un
lado al momento de prepararse, estudiar y desarrollarse como profesionistas en su
campo laboral, en este caso en el área de administración.
El perfil emocional de los mexicanos
Las emociones de las personas en sociedad pueden formar parte de su
personalidad y del perfil que se muestra a las demás partes del mundo. Por ejemplo,
en un estudio de percepción de bienestar realizado por el Instituto Nacional de
Estadística y Geografía (INEGI) se descubrieron aspectos sobre las emociones de
los mexicanos en diferentes estados del país.
Por ejemplo, los mexicanos más malhumorados viven en la Ciudad de
México, y los que más satisfechos están con su vida familiar son los que viven en
Zacatecas. Probablemente esto tenga que ver con el ritmo de vida que se vive en
ambas ciudades. Como el tráfico en el Distrito Federal, la contaminación, el trabajo
excesivo, etc. Mientras que Zacatecas es más tranquilo y tiene paisajes de cultura
y turismo que permiten a las personas disfrutar más.
Al igual que este, se muestran diferentes resultados con datos interesantes
sobre la vida de los mexicanos. Como el hecho de que lo que más satisfacción les
da a los ciudadanos de México es estar con su familia, mientras lo que más les
preocupa es la inseguridad.
También, se reveló que los mexicanos no somos tan nacionalistas como
decimos ser ya que nos da más satisfacción nuestro vecindario que nuestra propia
ciudad y al mismo tiempo, nos da más satisfacción nuestra ciudad que nuestro país.
Una razón que puede ser posible es que nada más nos preocupa nuestra ciudad y
nuestra comodidad a corto plazo y no nos preocupamos por los problemas que
enfrenta nuestro país.
Otro dato es que los mexicanos estamos más satisfechos con nuestra vida
afectiva que con nuestro nivel de vida. el estado que se encuentra menos satisfecha
con su nivel de vida es Michoacán y los más contentos son los que viven en
Querétaro y en Chihuahua.
El aspecto que más preocupa a los mexicanos es la inseguridad ciudadana.
Lamentablemente hemos vivido experiencias trágicas, de crímenes, robos,
violencia, etc. Que nos han llevado a perder la confianza y la seguridad en las
autoridades. Vivimos con miedo de que nos vaya a suceder algo o a algún ser
querido, y en algunos lugares de México, ni siquiera pueden salir libremente de sus
hogares. A pesar de todo lo anterior, el estado en el que los ciudadanos se sienten
más seguros es Yucatán.
El optimismo está siempre presente en los mexicanos cuando se habla de
las perspectivas o lo que se espera en un futuro. Este aspecto obtuvo una
calificación de 8.1 en el estudio del INEGI. Nuevo León y Chihuahua son quienes
se ven con mejores perspectivas mientras que Oaxaca es en el que menos.
En cuanto a felicidad, obtuvimos una calificación baja. Los que más felices
se sienten con un 6.3 de calificación son los que viven en Chihuahua, Nuevo León,
Querétaro y Tamaulipas. Y los que menos felices son viven en Michoacán y
Oaxaca. Esto se puede relacionar al hecho de que son estados con grandes niveles
de pobreza a nivel nacional. Y, por el contrario, los que se califican como más felices
tienen grandes índices de desarrollo económico.
El estudio nos enseña la forma en que vivimos como mexicanos. Que
nuestra personalidad depende del lugar en donde vivimos y las situaciones a las
que nos enfrentamos. No todos los mexicanos manejamos de la misma forma
nuestras emociones ni tampoco nos enfrentamos a los problemas con la misma
esperanza y optimismo.
Las emociones son muy importantes para describir a una persona o sociedad
porque definen cómo se siente una persona, cómo piensa y cómo actúa.
Conclusiones
En conclusión, es muy importante llevar en nuestras vidas la inteligencia
emocional y que nos la enseñen en las instituciones educativas. Cómo desarrollarla
en la vida porque se necesita en el área de trabajo y en todas partes para
aprovechar las oportunidades que se presentan en la vida profesional.
Las universidades tienen que adaptarse a este modelo educativo que incluya
las emociones en la formación integral de los alumnos para que no tengan
problemas en la solución de situaciones complicadas o en la toma de decisiones
en sus empresas.
Bibliografía
Quintana, E. (26 de octubre 2019). EL PERFIL EMOCIONAL DE LOS MEXICANOS.
Consulta (30 de mayo 2019) en (https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/enriquequintana/el-perfil-emocional-de-los-mexicanos)
Del Pino, R. (8 de octubre 2014). ANÁLISIS COMPARATIVO DE INTELIGENCIA
EMOCIONAL EN ESTUDIANTES DE ADMINISTRACIÓN. Consulta (30 de mayo
2019) en (http://congreso.investiga.fca.unam.mx/docs/xix/docs/8.01.pdf)
Download