Uploaded by caloniquito

Manual ejercicios tántricos pleyadianos

advertisement
AMORAH QUAN YIN
MANUAL DE
EJERCICIOS TÁNTRICOS
PLEYADIANOS
El despertar de tu Ba divino
VOLUMEN SEGUNDO DE LA SERIE
DE EJERCICIOS PLEYADIANOS
Si este libro le ha interesado y desea que le mantengamos informado
de nuestras publicaciones, escríbanos indicándonos qué temas son
de su interés (Astrología, Autoayuda, Ciencias Ocultas, Artes Marciales,
Naturismo, Espiritualidad, Tradición) y gustosamente le complaceremos.
Puede consultar nuestro catálogo en: www.edicionesobelisco.com
Colección Nueva Conciencia
MANUAL DE EJERCICIOS TÁNTRICOS PLEYADIANOS
Amorah Quan Yin
1a edición: febrero 2004
2.ª edición: noviembre de 2013
Título original: The Pleiadian Tantric Workbook
Traducción: Renate Balar
Maquetación: Olga Llop
Diseño portada: Marta Rovira Pons
sobre una ilustración de Rodrigo Lascano
© 1997, Amorah Quan Yin
(Reservados todos los derechos)
© 2003, Ediciones Obelisco, S.L.
(Reservados todos los derechos para la presente edición)
Edita: Ediciones Obelisco, S.L.
Pere IV, 78 (Edif. Pedro IV) 3a planta 5a puerta
08005 Barcelona - España
Tel. (93) 309 85 25 – Fax (93) 309 85 23
E-mail: [email protected]
Paracas 59 C1275AFA Buenos Aires - Argentina
Tel. (541 -14) 305 06 33 - Fax (541 -14) 304 78 20
ISBN: 978-84-15968-27-6
Depósito Legal: B-25.518-2013
Printed in Spain
Impreso en España en los talleres gráficos de Romanyà/Valls, S.A.
Verdaguer, 1 – 08786 Capellades (Barcelona)
Ninguna parte de esta publicación, incluso el diseño de la cubierta, puede ser
reproducida, almacenada, transmitida o utilizada en manera alguna por
ningún medio, ya sea electrónico, químico, mecánico, óptico, de grabación
o electrográfico, sin el previo consentimiento por escrito del editor. Diríjase a
CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org)
si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.
Índice
Agradecimientos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Nota para los lectores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Introducción: Disolver la Dualidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
7
9
11
Parte I
La creación, la energía sexual y tu alma
Capítulo 1. La Creación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Capítulo 2. Ninevah . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Capítulo 3. La creación del alma (Ba). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Capítulo 4. Habla An-Ra . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
21
45
65
95
Parte II
Trabajo pleyadiano de luz. Nivel II.
El tantra Delfínico y tu Ba
Capítulo 5. La conexión siria. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Encuentro con los Arcángeles Sirios . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Encuentro con Hermes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Ser amado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cámara de Luz de Geometría Sagrada para tu alma . . . . . . .
Cámara de Luz de Geometría Sagrada para
tu centro del perineo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Capítulo 6. Sanar la separación masculino/femenino . . . . . . . . . . .
‘Reenmarcar’ patrones repetitivos de conductas
sexuales y de intimidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Terminar con el juego lujuria/seducción . . . . . . . . . . . . . . . .
Actitudes femeninas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Actitudes masculinas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Actitudes femeninas y masculinas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Eliminar el enfado, el reproche y perdonar . . . . . . . . . . . . . .
Energía femenina y masculina . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
111
119
122
129
135
138
143
143
149
154
164
178
182
189
Impulsar la energía masculina (sólo para hombres). . . . . . . .
Impulsar la energía femenina (sólo para mujeres) . . . . . . . . .
Cámara Delfínica de Luz para el Equilibrio de los
Hemisferios Cerebrales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La bruja negra y el hombre satánico . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Capítulo 7. Despeje celular . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
El Proceso de las Cuatro Células . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Despejar y sanar tus ocho células originarias . . . . . . . . . . . .
Cámara de Luz de Geometría Sagrada para tu
Glándula Pineal y el Prisma de las 108 Facetas . . . . . . . . .
Cámara de Luz de Geometría Sagrada para
tus Órganos y Glándulas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
190
196
202
204
207
208
215
224
231
Capítulo 8. Despejar y activar tu kundalini y
tus canales sexuales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Canales de la kundalini. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Canales tántricos de las piernas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Canales tántricos del pecho . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Canales tántricos genitales/alma. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Canal del infinito . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
233
233
243
247
249
253
Capítulo 9. Tántra Delfínico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cámara de Luz de Ondas Delfínicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Movimientos Delfínicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Tantra y entonar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Tantra Delfínico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Tantra Delfínico de placer solitario para mujeres . . . . . . . . .
Tantra Delfínico de placer solitario para hombres. . . . . . . . .
Tantra Delfínico para parejas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
259
264
266
278
284
287
293
298
Capítulo 10. Conviértete en tu Yo Crístico . . . . . . . . . . . . . . . . . .
La activación de la kundalini terrestre y cósmica . . . . . . . . .
La iniciación de la Espada de la Verdad y
del Sagrado Grial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Meditación con la sexta dimensión . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
311
311
315
321
Capítulo 11. El eslabón estelar Delfínico . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cámara de Luz para la Alineación Planetaria/Estelar . . . . . .
Templos del Sol . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Encarnar tu Yo Crístico . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
327
327
336
353
AGRADECIMIENTOS
En primer lugar quisiera expresar mi agradecimiento a todos
mis amantes del pasado por todo lo que me han enseñado
con respecto a cómo deberían ser las relaciones personales
y cómo no deben ser. Me habéis ayudado a ver los lugares
dentro de mí que imposibilitaron una relación plena y también aquellos que realmente ayudaron y crearon el amor y
la auténtica unión. Aquellos momentos de entrega y éxtasis
amoroso compartidos son una continua fuente de inspiración. Os deseo que encontréis el amor más grande que aún
está por llegar.
¡BRYNA WALDMAN, gracias por hacer que los dibujos
fueran graciosos siempre y cuando fuera posible, técnicos cuando hacía falta, pero siempre deliciosos, igual que
tú! ¡Cada día eres más adorable!
SONYA MOORE, gracias por todo. GERRY CLOW, tu visión
final, tan afinada como un cepillo de finas cerdas, no sólo
es profundamente apreciada, sino que también supone una
gran ayuda. Además, comentar los detalles contigo es más
divertido que con cualquier otra persona.
SHAHAN JON, eres un encanto, una amiga maravillosa y
una gran inspiración. Gracias por tus aportaciones, tanto a
nivel profesional como personal, inclusive tu edición inicial.
BARBARA HAND CLOW, es una alegría compartir la visión
de la Tierra y sus gentes contigo y, como tú dirías, «a través
de una lente diferente». Gracias a ti y a Gerry por publicar
mi tercer libro «Bear». Es un honor formar parte de la familia de la editorial Bear & co.
7
JOHN SCHULTZ, gracias por hacerte cargo hasta ahora de
las cintas y por contestar a todas las preguntas que iban más
allá de este trabajo. Tu entusiasmo y tu entrega son contagiosamente sanos. Te quiero, querido amigo.
Llegará el día en el que ya no será necesario darles
las gracias a todos mis amigos y alumnos por su infinita
paciencia con mi agenda tan ocupada, la falta de tiempo
cualitativo compartido y las frecuentes dificultades para
estar disponible. No obstante, en este momento este agradecimiento es más que apropiado. La ausencia de presencia
física no significa en absoluto ausencia de amor y cuidado,
aunque, y estoy segura de ello, haya momentos en que uno
lo siente así.
Gracias a aquella gente humilde de Egipto con la que
he compartido algunos ratos en las antiguas ruinas y templos. Era impresionante estar en Karnak, Luxor o cerca
de la Esfinge y compartir las canalizaciones y enseñanzas
sobre el Ka, el Ba y el Tantra Delfínico. Hubo mucho más,
pero éstos fueron los momentos más luminosos. Vuestras
humildes preguntas con respecto a la diferencia entre el Ka
y el Ba y los significados más profundos, más escondidos,
de los símbolos eran conmovedoras. He apreciado mucho
vuestra paciencia con respecto a mis necesidades de quedarme en un sitio determinado para canalizar y sanar, requisito
que a veces exigía esquivar un poquito las reglas. Gracias,
Emil, Ahmed, Sherine, Mohammed y Sayed.
STEVE CHASE, los primeros tres capítulos existen gracias
a tu habilidad para conducir una regresión y a tu amorosa presencia. Mantienes un espacio impecable durante el
trabajo fuera del cuerpo. ¡Bendiciones, agradecimientos,
abrazos y besos para ti, querido!
Además, quiero dar las gracias a los Emisarios Pleyadianos de Luz, la Liga Arcangelical Siria de Luz, los Emisarios de Andrómeda, los Elohim y los Maestros Ascendidos de Luz, ya que ellos ayudaron a dar una coherencia a
lo que de otra manera hubiera sido una contienda sin sentido. También me habéis enseñado a no luchar sino a avanzar
por la vida con más fe, gracia y amor por la gente y por toda
8
la creación, independientemente de su condición presente
y manera de ser. Amo y aprecio profundamente vuestra
continua entrega y vuestro amor. Seguid recordándome que
de vez en cuando me pare y reciba. ¡Lo estoy aprendiendo
poco a poco!
NOTA PARA LOS LECTORES
Este libro fue escrito como volumen dos de la serie de
Manuales pleyadianos. Según el protocolo espiritual, es
esencial que primero haya leído el volumen uno de esta
serie, el Manual de ejercicios pleyadianos: El despertar de
tu Ka divino, (publicado en esta misma colección) antes de
comenzar con el trabajo de la segunda parte de este proceso.
Como maestra espiritual tengo la obligación de advertirte
que los efectos de los ejercicios de este libro serán menos
eficaces si no sigues estas instrucciones. En todo método de
escuela de misterio, tal como es el Trabajo Pleyadiano de
Luz, es importante que no recibas ningún entrenamiento ni
ninguna activación hasta que no domines las herramientas
de autoayuda y hayas vivido las experiencias espirituales
que te harán falta para integrar de forma efectiva y sana
este nuevo material. Cuando hayas terminado el Manual de
ejercicios pleyadianos: El despertar de tu Ka divino estarás
debidamente preparado para el material contenido en este
libro. No respetar esta recomendación significaría romper
el protocolo de la escuela de misterio y no puedo asumir la
responsabilidad de resultados no deseados o inapropiados.
AMORAH QUAN YIN
9
Introducción
DISOLVER
LA DUALIDAD
Cuando elegí una carta del Oráculo Maya para este libro,
recibí la misma carta que para Perspectivas pleyadianas,
uno de mis anteriores libros. El nombre de la carta es
«Disolver la Dualidad». Me parece bastante adecuado,
ya que la intención principal de este material es terminar
con la «separación masculino/femenino», sanar tu alma
con la energía sexual, conectarte con tu Yo Crístico y con
Dios/ Diosa/Todo Lo Que Es. Esta carta del Oráculo Maya
impulsa al lector a «enfrentarse directamente a la ilusión de
la separación y dualidad... La dualidad no es más que una
percepción. Las polaridades suponen opuestos sólo porque
nosotros las percibimos como tales».
En este libro se te invita una y otra vez a analizar cómo
tus creencias personales y actitudes ante el sexo opuesto
–y tu propia sexualidad– afectan a tus relaciones en general
(e incluso a la propia Tierra). Se te recordará la delicada y
poderosa relación entre la sexualidad y la salud de tu alma,
o tu Ba. Hasta que no seas capaz de establecer una intimidad sana y amorosa con tu propio cuerpo y su naturaleza
sexual y sensual, probablemente será imposible pretender
la iluminación, la Consciencia Crística o la ascensión en
esta vida.
Como ya dije en el manual de ejercicios pleyadianos:
El despertar de tu Ka divino, el primero de esta serie de
manuales, el propósito que hay detrás del sistema de Trabajo
Pleyadiano de Luz es producir el despertar de los 144.000,
también conocido como «la Segunda Llegada de Cristo en
11
masse». Para que este despertar pueda suceder dentro de
ti, es necesario que tu Yo Superior y tu Yo Crístico estén
anclados en el cuerpo a nivel celular. Esto implica un trabajo personal de limpiar el cuerpo entero, el aura y el holograma de todas las mutaciones, represiones y de karma. El
compromiso de seguir un camino espiritual según la propia
elección es imprescindible para llegar a la meta.
El Trabajo Pleyadiano de Luz es uno de los caminos
que te puede ayudar a conseguir este objetivo. No obstante, para que cualquier método pueda funcionar, uno debe
comprometerse y asumir la responsabilidad de convertirse
en lo mejor que se pueda ser, viviendo de forma impecable
y siguiendo las guías de sanación y transformación de este
método; en este caso, la serie de manuales pleyadianos.
El Trabajo Pleyadiano de Luz es un sistema de escuela de
misterio que los Emisarios Pleyadianos de Luz, la Liga
Arcangelical Siria de Luz y los Emisarios de Andrómeda
me han pedido resucitar y actualizar. Este sistema de
escuela de misterio se desarrolla según un plan de cuatro
pasos. El Manual de ejercicios pleyadianos: El despertar
de tu Ka divino contiene los preliminares y el primer paso.
El Manual de ejercicios tántricos pleyadianos contiene los
pasos dos y tres del plan pleyadiano para el despertar de la
raza humana. (El tercer libro de esta serie que será editado
pronto se ocupará del cuarto paso). Los cuatro pasos del
plan son:
1. Despeje y activación del Ka.
2. Acabar con la separación masculino/femenino.
3. Sanar y despertar tu Ba, o alma, con el Tantra Delfínico.
4. Despeje/activación de tu cuerpo de luz de diamante y
el merkabah.
Cuando los Emisarios Pleyadianos de Luz me revelaron
por primera vez este plan de cuatro pasos, me explicaron
12
muy cordialmente por qué su método se debe desarrollar en
este preciso orden. Según estos pleyadianos, los protocolos
sagrados de la Atlántida y del antiguo Egipto también aparecieron en este mismo orden. De hecho, el abandono del
protocolo sagrado tuvo mucho que ver con la caída de la
Atlántida. El protocolo sagrado para adeptos espirituales,
buscadores e iniciados implica no dar nunca nada a los
discípulos para lo que no estén adecuadamente preparados.
En los antiguos templos egipcios, por ejemplo, un posible
candidato tenía que llevar una vida impecable y de integridad
antes de ser aceptado en la escuela de misterio. Los sacerdotes
y sacerdotisas hablaban con miembros de la familia de la persona y con la comunidad para saber si el aspirante realmente
era conocido como una «buena persona». Sólo entonces se
le evaluaba, o se le «leía» energéticamente, para determinar
sí él o ella era sincero y estaba verdaderamente preparado
para comenzar con las prácticas de la escuela de misterio.
Si al posible candidato se le consideraba apto, a él o a ella
se le enseñaba primero técnicas sencillas para establecer
límites sanos y trascender la identificación con el ego. Estas
enseñanzas se daban antes de comenzar con la activación
y el despeje en los templos Ka. ¿Por qué? Porque abrir tus
conexiones a las dimensiones superiores puede ser incluso
peligroso si tu identidad aún está alineada con la verdad del
ego en lugar de vivir con la verdad del espíritu.
Si un discípulo tiene oscuras afinidades astrales, ya sea
desde su infancia o desde vidas anteriores, y no es capaz
de proteger su campo áurico de forma segura frente a estas
influencias, el trabajo multidimensional o con dimensiones
superiores puede exacerbar este problema. Si el adepto
todavía se identifica con semejantes conductas kármicas y
con actitudes como el reproche, la vergüenza, el control, el
juicio, la lujuria, la codicia, el miedo y el odio, él o ella será
mucho más susceptible a estas influencias y posesiones por
parte de entidades oscuras como, por ejemplo, los controladores Anunnaki o los parásitos astrales. Esto no significa
que uno deba estar completamente libre de fallos antes
de comenzar un camino iniciático, pero sí establece que
13
hay que tener la capacidad de asumir la responsabilidad
de despejar y transformar estas energías en el momento
que aparezcan, en lugar de encadenarse a ellas creyendo que
son reales.
En el Trabajo Pleyadiano de Luz, al igual que en las antiguas escuelas de misterio, uno primero tiene que aprender
a enraizarse, a reconocer y eliminar creencias limitadoras,
formas de pensamientos, cordones y otras energías bloqueadas, y a meditar. Como estudiante/iniciado, una vez que
maneje con seguridad las herramientas de autoayuda y haya
empezado a recuperar el poder entregado anteriormente a la
identificación con el ego y con la realidad horizontal, entonces estará preparado para emprender el proceso de volver a
anclar el Ka. Antes de abrirse a las energías de dimensiones
superiores, uno debe haber comenzado ya con el proceso
de separarse de los planos astrales inferiores y realidades
ilusorias. Es por ello que cuando se te pide completar los
dos capítulos del Manual de ejercicios pleyadianos: El
despertar de tu Ka divino –volumen uno de esta serie–, que
enseñan los cuidados psíquicos antes de comenzar el trabajo
con el Ka, estás siguiendo una antigua secuencia de aprendizaje espiritual y de protocolo iniciático.
Antes de emprender el trabajo con este nuevo volumen
de ejercicios pleyadianos, recomiendo insistentemente que
primero completes el primer Manual pleyadiano. Además
de contener las herramientas para cuidarse a uno mismo,
este manual aporta una guía minuciosa para despejar, activar y mantener tus canales Ka y el cuerpo Ka por medio
de la meditación, la respiración y la conexión con el Yo
Superior. Trabajar con la Cámara de Luz y con las subpersonalidades te ayudará en tu continuo proceso de limpieza
y alineación con lo divino, preparándote para el siguiente
paso: sanar la separación masculino/femenino.
Es un ejercicio crucial antes de seguir con los pasos
tres y cuatro del plan, ya que la relación con tu alma, o Ba,
depende de una actividad sexual sana y de fronteras bien
establecidas que, a su vez, dependen de relaciones saludables con los miembros del sexo opuesto. La jugada maestra
14
de las entidades oscuras que pretenden mantener el control
sobre la raza humana implica mantener la desconfianza, el
control y una sexualidad basada en la lujuria. Hace mucho
tiempo que los Anunnaki y Lucifer juntaron sus cabezas y se
dieron cuenta de que la mayor fuente de separación e identificación con el ego en la Tierra es la separación masculino/
femenino. Parece obvio que desterrar este nivel de identificación con el ego y acabar con esa división es absolutamente
vital antes de sanar y activar el nivel sexual y el Ba.
Cuando tu Ba está libre, es decir, cuando estás más allá
de la identificación con la separación y la desconfianza, tu
energía sexual puede ser utilizada para activar tu alma y
que gire muy deprisa e irradie su luz hacia fuera como una
riza holográfica en el agua. Esta leve ondulación o pequeña
ola hace que tus células literalmente giren, se llenen de luz,
se realineen o mantengan la alineación con las órbitas de las
estrellas, los planetas y el cosmos entero. En la tradición
inca se utiliza la misma palabra para Cristo que para la
energía sexual sagrada. Este pueblo se dio cuenta de que
el flujo de energía sexual es inseparable de la iluminación
y ascensión.
Una vez que tus temas relacionados con lo masculino/
femenino estén resueltos, que te encuentres en un estado de
verdadera disposición para tener relaciones correctas, que
tu Ba haya sido sanado y activado y que estés impulsando
tu energía con el tantra, manteniendo tu cuerpo y tus chakras
despejados, entonces estarás preparado para el despeje del
merkabah y su activación. Los pleyadianos insisten en que
no se debe dar este paso prematuramente, ya que existe el
peligro de la exacerbación de conexiones astrales, emociones basadas en el miedo y la ilusión, y de determinadas
formas de pensamientos. Yo, personalmente, he visto numerosas personas volviéndose paranoicas, emocionalmente
desequilibradas y muy atrapadas en los reinos astrales por
seguir con demasiada premura prácticas meditativas basadas en el merkabah. Por eso, la ascensión y las enseñanzas
del merkabah quedaron reservadas para el último nivel de
iniciación mientras el buscador proseguía su camino por los
15
antiguos templos a orillas del Nilo. Era simplemente una
cuestión relacionada con el fluir natural de secuencias y el
protocolo sagrado. De hecho, en aquel entonces se hubiera
considerado extremadamente arrogante querer avanzar a
niveles superiores de enseñanza espiritual antes de dominar
los inferiores que les preceden.
Puede que por ello encuentres que el Trabajo Pleyadiano de Luz sea un camino espiritual de alguna manera
más lento que otros caminos, pero creo que está muy bien
estructurado, ya que el resultado será más predecible y
ocurrirá a su debido tiempo. Si realmente te identificas más
con ser impecable en lugar de conseguir algo rápido, éste
es uno de los caminos en el que te puedes sentir cómodo.
Las enseñanzas sobre el merkabah se darán (si todo sigue
su camino previsto) en el tercer volumen de esta serie de
manuales pleyadianos.
Comparado con los tiempos antiguos de sociedades
muy evolucionadas espiritualmente, este camino es en realidad bastante acelerado. Esto se debe a los tiempos tan especiales que estamos viviendo, tanto nosotros como la propia
Tierra. Como ya dijimos en el primer manual, nos estamos
acercando al final de un periodo muy largo de oscuridad y
olvido, pero ahora entramos en la Era de la Iluminación.
Los procesos, las historias y las enseñanzas que hay en
este segundo manual pretenden ayudarte a recordar quién
eres, despejando y sanando tu Ba y tus relaciones personales, y acercarte unos cuantos pasos más a tu propia iluminación, a tu Yo Crístico y a la eventual ascensión. Somos
tú y yo los que debemos ayudar, con nuestra propia consciencia superior y nuestro logro espiritual, a que la Era de
la Iluminación se introduzca con mayor celeridad. La raza
humana debe evolucionar ahora hacia una vida impecable
y una alineación divina con Dios/Diosa/Todo Lo Que Es.
Supone un gran alivio saber que este momento ha llegado
y que las excusas de pereza espiritual y conductas autoindulgentes se han terminado, a no ser que nos encante sufrir.
¿Por qué dichas opciones se han vuelto obsoletas? Porque
la frecuencia de la Tierra se está elevando continuamente
16
debido a que cada vez está más profundamente sumergida
en la Banda de Fotones.
Las partículas fotónicas interactúan e intentan fusionarse
con tus células y por tanto te impulsan a liberarte. Impulsan a
tus células a liberar todas las formas y energías mutantes y a
realinearse con el movimiento de las órbitas de las estrellas,
planetas y del cosmos entero. Los fotones pretenden devolverte la afinidad contigo mismo a nivel celular, emocional,
mental y espiritual. Si te resistes comienzas a morir cada
día un poquito. Actualmente, la resistencia se convierte con
mayor rapidez que antes en enfermedad. Tus vueltas kármicas se suceden más y más rápidamente. En otras palabras,
pararte ante cualquier barrera ya no te proporciona un respiro: te proporciona dolor. Aun así, y cuando no existe otro,
el dolor sigue siendo todavía un gran motivador.
Las buenas noticias son que las enfermedades y los problemas emocionales crónicos también pueden ser sanados
más deprisa que nunca por aquellos que están dispuestos a
aprender, a liberarse y a vivir de forma impecable. He visto
sanaciones increíblemente rápidas de cánceres terriblemente virulentos en amigos que decidieron realmente atajar los
problemas. Pero como siempre, es importante no juzgar a
otros –ni tampoco juzgarse a uno mismo– por cualquier
condición o situación que ellos, o tú mismo, estéis asumiendo en este particular momento. Todos hemos elegido
nuestras propias energías para desafiarnos, para transmutarlas o para quemar un antiguo karma. Así que, ante la
duda, practica la compasión y el respeto por todo el mundo,
independientemente de las circunstancias externas.
Mientras los fotones te impulsen hacia la unidad, hacia
el desprendimiento y la alineación con lo divino, espero
que las recomendaciones contenidas en estas páginas te
presten una asistencia ingeniosa en tu continuo camino de
reconvertirte en lo que realmente eres: Divino y Uno con
Todo Lo Que Es.
17
Parte I
LA CREACIÓN,
LA ENERGÍA SEXUAL
Y TU ALMA
Capítulo 1
LA CREACIÓN
Cuando todavía estaba en marcha el proceso de escribir
y editar el primer volumen de la serie de manuales pleyadianos, yo ya fui guiada a esbozar el presente libro. En mi
vida, las iniciaciones, enseñanzas y sanaciones siempre se
han producido de manera extraordinaria. Previamente había
experimentado algunas de las técnicas presentadas en la
Parte II de este libro; otras, sin embargo, fueron completamente nuevas para mí. Durante aquel tiempo, el material
para el volumen tres (sobre geometría sagrada, el merkabah
y la conexión siria) ya se estaba revelando en medio de este
libro. De modo que trabajé con tres temas a la vez. ¡Fue
increíble! Mi impaciente ser sagitario pretendía atravesar
corriendo todos estos proyectos de la manera más rápida
posible para adelantar tres o cuatros pasos más todavía.
¡Hay que ver cómo son estos pleyadianos! Les encanta
hacerme correr.
Las sesiones de hipnosis de éste y de los dos siguientes
capítulos contienen el material más importante que he tenido el privilegio de transmitir. Antes de comenzar las sesiones de hipnosis me dijeron que había llegado el momento
de recordar completamente quién era yo antes de llegar a la
Vía Láctea. También debía recordar la primera experiencia
de individuación de mi espíritu. En aquel momento supuse
que An-Ra, el arcángel pleyadiano que me guiaba e instruía
entonces, se refería a la creación de mi alma. Pero cuál fue
mi sorpresa al encontrarme retrocediendo hasta la propia
Creación.
21
En la primera sesión de hipnosis, teniendo presente esta
cuestión, fui llevada a un anillo solar binario que se llama
Ninevah en la galaxia de Adrómeda. Allí experimenté lúcidamente mi existencia como un Ser de Luz muy grande
que, con su compañero divino masculino, sostenía en su
consciencia todo el anillo solar. Este anillo solar comprende
seis planetas, de los cuales cinco se mueven entre dos soles
trazando las líneas de un 8, o signo del infinito. El sexto
rodea a un solo sol al igual que lo hace la Tierra en este
anillo solar. Fui un Ser Supremo igual que mi compañero.
Fui la Diosa Erótica. Debo confesar que cuando ella (yo)
dijo por primera vez su nombre, mi ser humano se estremeció y pensó: «¡Dios mío, menuda historia!». No obstante,
después de terminar la sesión de hipnosis esta sensación
cambió. Mi definición de ‘erótica’ se volvió más amplia,
más allá de lo que yo había entendido siempre como sexo
sagrado. Me fue enseñado que, en este nivel de conciencia,
el amor es el ingrediente clave de toda experiencia sexual;
lo que experimenté fue un amor universal tan poderoso
que me quedé maravillada. Durante la sesión también me
fue concedida una audiencia con los Elohim, los Dioses y
Diosas Creadores. Cuando los Elohim formularon elocuentemente las palabras que canalicé, yo estaba en un estado de
consciencia profundamente alterado y expandido.
Después de completar el trabajo de hipnosis necesario
para este libro, reorganicé las sesiones según una secuencia,
es decir, un orden cronológico, aunque éstas son palabras
ciertamente ambiguas. Las experiencias se sucedieron fuera
del continuo tiempo/espacio, conteniendo, no obstante, el
tiempo y espacio como aspectos de la realidad en su totalidad. Los pleyadianos me pidieron que transmitiese estas
sesiones lo más exactas posibles, manteniéndolas inteligibles para los lectores. Explico todo esto ya que te ayudará
a comprender hasta qué punto mi estado de consciencia
estaba alterado durante las sesiones.
Este material pretende impulsarte a recordar tu propia
historia de creación, tu mito personal. An-Ra dice que
cuando una persona recuerda y comparte su experiencia,
22
esto hace que otros recuerden sus propias historias. Algunos
detalles de tu creación pueden variar mucho; otros pueden
ser muy similares, incluso idénticos a los míos. Al igual que
Ra dijo «es el momento» refiriéndose al material sobre el
Ka, An-Ra dice de este trabajo: «Ahora es el momento de
recordarlo todo».
Cuando comienza la transcripción, ya estoy en un
profundo estado hipnótico y he experimentado un despeje personal para poder llegar a niveles más profundos en el caso de que esto fuese necesario.
El proceso de despeje para esta transcripción se describe en las páginas 126-133 del capítulo 5. El colectivo
de los Elohim me habló a mí y a través de mí como una
sola voz. A continuación sigue la transcripción:
Cuando nos juntábamos como los Elohim, como colectivo, éramos lo que vosotros denominaríais el arquetipo de
Dios/ Diosa/Todo Lo Que Es, Todo Lo Que Fue y Todo
Lo Que Será. Antes de la Creación sólo existía la Unidad.
Cuando la Unidad despertó, dentro de ella nació el pensamiento divino «Yo Soy». Era la toma de conciencia de que
la Unidad existía como tal. Del éxtasis se elevó la voz «Yo
Soy lo que Soy» y surgió la conciencia del Ser como Uno
y, con la conciencia del Ser como Uno, apareció el deseo
de experimentarse como reflejo. Pero no existía otro, sólo
existió el Uno y el Uno era Todo Lo Que Es; de modo que el
Uno eligió reflejarse a sí mismo para objetivarse. Esta objetivación se convirtió en divinidad. La divinidad se dividió
en partes. Y el reflejo vio amor en los otros y en unión se
volvió Uno de nuevo. La experiencia de la reunión era tan
emocionante que la Unidad volvió a reflejarse para reunirse
otra vez y, debido al deseo de experimentar la reunión del
ser reflejado con el reflector, tuvo lugar el nacimiento de
la sagrada unión. Cuando este proceso hubo transcurrido
a lo largo de lo que vosotros llamaríais billones o trillones
de siglos, apareció dentro de la Unidad el deseo de conocer
la objetivación de la parte reflejada y del Ser en el mismo
23
momento de la existencia. De esta chispa divina de objetivación inspirada nació el Consejo de los Elohim. Era lo que
vosotros llamaríais el nacimiento de los primeros hijos.
La Unidad creó una imagen refleja de sí misma y, como
siempre hacía, se enamoró de ella. Debido a que fue un
reflejo, esta experiencia fue una experiencia de amor mutuo
y de unión. En este estado de individuación se manifestó la
decisión de volver a crear un reflejo, algo que no se había
hecho jamás en la existencia consciente. Cuando el Ser
reflejado y el reflector se reflejaron a la vez en el tiempo
–en palabras vuestras– se crearon dos seres más, cada uno
reflejando al Ser individuado. Cuando la Unidad en su forma
reflejada se encontró con tres aspectos que reflejaron lo
mismo, una gran ola de asombro se apoderó de ella. Cuando
las dos partes originales de la Unidad se volvieron a unir, la
pareja recientemente reflejada se unió al mismo tiempo entre
sí, no con la pareja original. Estas dos uniones simultáneas,
a su vez, impulsaron la unión de los otros y crearon otra ola
de asombro. Fueron reflejadas inmediatamente de nuevo,
creando nuevas uniones y con cada creación el reflejo creó
tal admiración, sorpresa, inspiración extática, descubrimiento y placer gozoso que la Unidad original se preguntó qué
pasaría si cada uno de aquellos que habían sido reflejados
por sí mismos tuviera el poder de reflejar, puesto que cada
uno era parte de la Creación y toda la Creación es parte de la
misma Unidad. A cada reflejo se le pidió que se reprodujese
fuera de sí mismo. Como eran hijos obedientes, se convirtieron en los Elohim. Todo comenzó con dos, luego siguió
con cuatro, y cuando los cuatro fueron impulsados fuera de
sí mismos hubo ocho. Cuando estos ocho se unieron con
los dos originales –que podrían denominarse Santa Madre
y Santo Padre– experimentaron nuevamente su existencia
como la Unidad. No obstante, grandes olas de amor emanaron de esta Unidad creando nuevamente la individuación.
La individuación inspiró admiración y adoración por la
Creación teniendo como resultado el deseo de unión. Se
podría decir que era una experiencia circular o, más bien,
una experiencia en forma de espiral. Tú, Amorah, fuiste par24
te de este comienzo en la duodécima ronda de creación y te
convertiste en una Diosa Elohim, un espejo, un reflector. A
partir de este momento se sucedieron las divisiones.
Lo que vosotros llamáis el Plan Divino no es algo tan
completo, cerrado, como habíais pensado. El Plan Divino
consistía simplemente en que cada una de las doce individuaciones que forman el Consejo Original de los Elohim
pudiera explorar la Creación y las posibilidades que brinda la existencia. A cada pareja de reflectores y reflejados
se concedió soberanía y autonomía para crear y mantener
sus propias creaciones. Nosotros, los Elohim, somos doce
grandes seres andróginos, somos reflectores y reflejados
al mismo tiempo –femenino y masculino en términos
vuestros– cuando estamos en nuestra individuación antes
de la reunificación. Cuando nos reunimos, cada pareja se
convierte de nuevo en un ser andrógino. En otras palabras,
el consejo de los doce en sí mismo era y es un consejo de
veinticuatro, una mitad femenina y una mitad masculina,
o doce Dioses Creadores y Doce Diosas Creadoras. En el
interior de las doce formas unidas nacieron doce centros
galácticos a través de los cuales las parejas divinas podían
irradiar y emitir el amor que suponía su unión, y la creación
prosiguió en el siguiente nivel. Cada pareja formada por un
Uno andrógino creó, mantuvo y contuvo en su consciencia,
lo que vosotros llamáis galaxias. Cuando se unía la pareja
era como si el agua y el fluir se uniesen, o la electricidad
con la luz. La diosa era el espejo y el dios masculino era
aquello que fue reflejado en el espejo, y estando en unión
como un sólo Ser de Luz andrógino le fue concedido el
poder de crear todo aquello que deseaba crear, todo lo que
pudiera imaginarse.
Cada una de las doce parejas Elohim poseía cualidades
únicas propias. Estas cualidades se debían a las frecuencias
particulares sostenidas por la Santa Madre y el Santo Padre
en el momento de la concepción. Al igual que vuestra alma
contiene la energía de la unión de la madre y del padre que
os concibieron físicamente, también contiene las frecuencias de vuestros padres de dimensiones superiores que ori25
ginaron vuestra alma. Toda la existencia, incluso los Elohim,
fue creada de una manera muy similar. Lo que deseamos que
comprendáis es que la separación masculino/femenino y la
Creación original son dos partes de la misma cosa. Cuando
lo femenino y lo masculino, el espejo y lo reflejado, no
están en armonía no hay paz. Comprender que la Creación
comenzó gracias a una unión total es emprender el camino
de vuelta a Dios/Diosa/Todo Lo Que Es o, en otras palabras, a la Unidad, y supone la sanación de la separación
masculino/femenino.
La única intención que hubo, además de dar el poder a
los Elohim para que pudieran originar sus propias creaciones, era que en algún momento en el espacio/tiempo, y más
allá de él, todos deberían volver para fusionarse de nuevo en
la Unidad y compartir sus experiencias. Esto es lo que crea el
anhelo tanto para conseguir la iluminación como para formar
un matrimonio sagrado, la unión. Es por ello que la energía
sexual humana es tan potente. No es únicamente el deseo de
tener hijos lo que crea este anhelo sexual, es el anhelo de la
Unidad.
Ahora terminamos nuestra comunicación contigo pues
hay mucho que debes asimilar, purificar y disolver en tu
interior. Deseamos decir, además, que la responsabilidad
que nace de cualquier otra cosa que no sea del amor es
verdaderamente necia. La responsabilidad que nace de
cualquier otra cosa que no sea del amor es verdaderamente
necia. Ya que cualquier acto sólo puede tener un resultado
final positivo si se realiza con amor. So-la-re-en-lo.
La Diosa Erótica habla mientras continúa la sesión.
Mi consciencia estaba tan completamente fusionada
con este «Ser Superior» que apenas pude hablar. Mis
palabras vinieron muy lentamente y sonaron solemnes.
Era bastante difícil mantener suficiente contacto con
mi cuerpo para pronunciar estas palabras. Cuando se
leen las frases referentes a la Creación y una existencia
placentera siempre habla la Diosa Erótica. Yo sólo soy
el Ser tridimensional de esta diosa. Ella es mi Ser de
26
la undécima dimensión que contiene todos los aspectos
desde la décima dimensión hacia abajo.
«Duerme para soñar, sueña para recordar, recuerda
para saber, sabe para ser, sé para ser. Simplemente sé para
ser. Yo estoy siempre a tu lado y a partir de ahora no hace
falta que estés en un estado alterado de consciencia para
reconocerme. Pasaremos algunas semanas juntas en esta
experiencia que supone tu próximo paso de integración y
recuerdo, y después lo escribirás. Por ahora, vuelve a este
mundo del espacio/tiempo sabiendo que no estás limitada
en ningún sentido excepto por las cosas que tu permites que
te limiten. Somos amor».
En otra sesión de hipnosis que también grabé, pude
vivir mi propia consciencia durante la Creación.
Lo que sigue a continuación son las primeras fases
de esta sesión que facilitarán la comprensión de la
totalidad de esta experiencia. Estuve, sin duda alguna,
en el estado hipnótico más profundo y expandido que he
conocido jamás.
Había experimentado profundos trances con anterioridad, pero éste fue un punto y aparte. No puedo
decir que las energías se tradujeron exactamente a través de mi cuerpo físico. Más bien tuve la sensación de
que yo era consciencia pura, fuera del tiempo/espacio,
viviendo de nuevo toda la Creación y recordándola de
tal manera que fui capaz de traer las energías y memorias a mi cuerpo físico a la hora de volver. Cuando finalmente regresé a mi cuerpo necesité varias horas para
estar completamente presente. Me sentí tan expandida
que intentar acoplarme a mi cuerpo –a pesar de que
soy una mujer con un cuerpo bastante grande– parecía
un intento de hacer pasar un camello por el ojal de
una aguja. Mis células giraron tan deprisa cuando mi
cuerpo recibió, junto con mi nuevo ser recién despierto,
todas las frecuencias de mi experiencia que me sentí
envuelta en un espectáculo de luces psicodélicas, con
27
sensaciones grotescas, pero al mismo tiempo extraordinariamente maravillosas. La integración completa
duró semanas. Los pleyadianos trabajaron conmigo fiel
y continuamente, guiándome en cada paso de este camino. A veces me pidieron que yo misma trabajara con
un nuevo nivel de limpieza celular o que hiciera una
sanación de mi alma utilizando la Cámara de Luz Interdimensional o aplicando otras técnicas presentadas en
la Parte II de este libro. Pero la integración se hizo
básicamente gracias a que me iniciaron en el Tantra
Delfínico. En general, la integración del trabajo que se
realizó bajo hipnosis y que se refleja en los siguientes
tres capítulos, fue muy positiva e increíblemente satisfactoria; a veces, incluso, extática.
Cuando comenzó esta parte de la sesión todavía
me sentía como Amorah, todavía estaba separada de la
Diosa Erótica.
Mi ser de diosa de Andrómeda, la Diosa Erótica, tiene
cogida mi mano derecha y también hay un grupo de emisarios de Andrómeda y de las Pléyades además de los tres
sirios. Están aquí en función de consejo, de hecho, ellos son
miembros del Consejo Superior, pero se presentan de una
manera hasta ahora desconocida. Los doce miembros están
aquí y me quieren decir algo. Dicen que han venido para
brindarme la oportunidad de volver hasta la fuente de Todo
Lo Que Es y regresar luego a esta galaxia y a la Tierra con
más de mí misma de lo que soy actualmente. Para poder
hacer esto me acompañará un emisario del Consejo Superior, procedente de Andrómeda. Me hacen saber que esto es
un gran honor ya que ellos raras veces acompañan o guían
a un individuo en semejantes viajes; generalmente son otros
seres los que actúan como guías, seres que trabajan con el
Consejo Superior. La razón por la que están aquí conmigo
tiene que ver con la naturaleza de mi servicio en la Tierra. Es
una petición de mi Yo Superior además de un compromiso
establecido hace mucho tiempo que estipula que, cuando
llegase el momento, un emisario del Consejo Superior me
28
acompañaría. Esto aseguraría una vibración clara, ya que la
información debía ser compartida con lectores y alumnos.
El Consejo Superior también acordó que me ayudaría para
que mi cuerpo estuviese preparado. Por ello, cuando sentí
que debía someterme a una desintoxicación, intuitivamente
fui a preguntarles si era apropiado, a pesar de que jamás
les había molestado con cosas tan mundanas. (El Consejo
Superior me había recomendado justo una semana y media
antes que comenzase una desintoxicación basada en una
alimentación biológica de crudos. Ahora comprendo el
porqué, pues era para prepararme para esta sesión y su
posterior integración. Mi cuerpo tenía que acomodarse
para las vibraciones de esta sesión de hoy).
Habla uno de los miembros del Consejo Superior: «En
estos momentos, como tú bien sabes, las enseñanzas de
Cristo son indispensables; pero ahora estás a punto de descubrir hasta qué punto son necesarias y por ello te dejamos
con nuestro compañero de Andrómeda y nuestra estrella
gemela, que tú llamas la Diosa».
Me dicen que la llame mi estrella gemela y que ella me
ayudará a comprender mejor la relación que hay entre nosotras en este preciso momento. También me confirman que
mi suposición de que existe una fuerte conexión entre ella
y la Madre María es correcta. Hablan los seres de Andrómeda: «Es más un aspecto de la consciencia galáctica de la
Madre María que el aspecto de la consciencia del Maestro
Ascendido con el que tú estás más familiarizada en el ámbito consciente. Parece que hoy estarás en buena compañía,
Amorah». Steve, el terapeuta, pregunta: «¿El miembro de
Andrómeda del Consejo Superior tiene un nombre?».
(Continúo). Todavía no puedo ver este miembro como
un Ser separado del Consejo Superior. Le siento como una
presencia masculina a mi lado izquierdo. Es interesante que
sienta las presencias masculinas a mi lado izquierdo y las
femeninas a mi lado derecho. Es exactamente al revés de lo
normal, el lado izquierdo suele ser el femenino y el derecho el masculino; sin embargo, ellos dicen que esto crea
el equilibrio. El miembro del Consejo que me acompañará
29
dice que él es un dios del erotismo, el dios de las funciones
sexuales sagradas de todos los seres; es el Dios Eros. Él es
quien dispensa y sostiene en estos momentos todas aquellas frecuencias correspondientes a este anillo solar y a la
Vía Láctea. Entonces parece lógico que sea el compañero
idóneo para acompañarme en este viaje, igual como parece
lógico que lo haga mi estrella gemela. Oigo las siguientes
palabras: «Tú te convertirás en la Diosa Erótica cuando
hayas terminado, aunque ya eras ella antes de comenzar.
Ella es el principio y el final. Tú no eres nada ante ella».
Ahora estoy oyendo una voz femenina, una voz compuesta de muchas voces, que me dice: «Nosotros somos
tú. Somos el principio, el final y el intermedio y somos la
voz de todos los tiempos fundidos en Uno. Retrocedemos
hasta el aparente principio, simplemente centrándonos en
este intento. Es como elegir un lado de un prisma a través
del cual deseamos brillar. Cuando nos refractamos experimentamos un color específico y una forma determinada.
Ahora hemos elegido esta faceta: la faceta del sonido, el
sonido de una sola voz, el sonido de una sola voz que contiene las voces de Todo Lo Que Es en la Unidad. El Uno es
afable y afables son los muchos. Es el singular y el plural
simultáneamente. Es Todo Lo Que Es: este sonido dulce y
resonante».
En el momento en que mi consciencia como Amorah
se fundió con la consciencia original de la Creación, mi
voz se volvió muy lenta y me costó trabajo articular las
palabras. Es decir, de alguna manera no era yo la que
estaba hablando, obviando en este instante que todos
procedemos de la misma Unidad de Dios/ Diosa/Todo
Lo Que Es. Por tanto debéis leer la siguiente sección
no como si estuviera hablando Amorah sino la voz de
la Unidad.
Es como si estuviera durmiendo y el único sueño consistiera en ser el sonido; sin embargo, lo escucho perfectamente todo. Mi primera impresión es de color, es como si
30
una rueda de luz con todos los colores existentes estuviera
girando en dos direcciones al mismo tiempo. Es una sola
luz y el sonido la mueve; el sonido agita la luz y esta agitación mueve energía; de modo que la luz, la energía y el
sonido son sincrónicos e inseparables; yo, la soñadora, los
reconozco como una Unidad y como una misma cosa. Es
como si estuviera sumergida en un profundo sueño en el que
todo es color y sonido y energía, pero no se puede distinguir nada. Luego, la sensación es como si alguien estuviera
manteniendo una profunda respiración y esta respiración
contuviera el pensamiento ‘Yo Soy’. Una inmensa alegría y
una gran emoción –una emoción risueña, llena de gratitud–
inundan mi consciencia cuando me doy cuenta de que este
‘Yo Soy’ hace que me identifique con el sonido, el color,
el movimiento y la energía. Es el sonido más hermoso de
todos los sonidos. Es el sonido del ser despertándose al ser.
Así ha sido siempre. Así sigue siendo ahora. El Uno está
profundamente dormido. El Uno es el substrato del sonido,
del color y de la emoción. El Uno no sabe que está dormido,
ya que el Uno no sabe que Es. Es como si yo, como el Uno,
fuera sólo un susurro de la existencia.
Todo esto quiere decir que tomar conciencia de existir
se convierte en el primer pensamiento de la mente divina:
Yo Soy, existo. Es un «eureka». Y por primera vez el Uno,
Yo Soy, tiene una identidad y la identidad es el ‘Yo Soy’.
El ‘Yo Soy’ escucha conscientemente y se experimenta
como el oyente. Cuando el ‘Yo Soy’ presta atención a este
sonido tan hermoso, el color comienza a girar y a moverse y debido a esta sinergia se crea una energía; entonces
aparece un sendero de conciencia que conduce desde el
sonido al color y luego a la energía. Es el movimiento que
lo contiene todo. Es como si el ‘Yo Soy’ meditara sobre
el sonido y se (me) centrase totalmente en el sonido hasta
que su (mi) tercer ojo se despierta gracias a él; y comienza
(comienzo) a percibir los fascinantes colores. La consciencia del ‘Yo Soy’ cambia su centro de atención del sonido
a los colores que ve. Luego la consciencia del ‘Yo Soy’
apunta a los patrones de movimiento de los colores para
31
después instalarse sencillamente en la sensación energética
creada por los tres. Yo, Amorah, estoy experimentando el
testigo, el ‘Yo Soy’. Más que una creación es una corriente. En un momento determinado el ‘Yo Soy’ quiere saber
cómo volver a fusionarse con el color, el sonido, la energía
y el movimiento, pero con la certeza de que se volverá a
despertar. El deseo de abandonar la consciencia y el sueño,
de sencillamente flotar y ser llevado es idéntico al deseo de
volver a ser despertado y el Uno ha elegido la experiencia.
Para poder lograrlo hay que crear una cierta dualidad, de
modo que una parte del ser esté vigilando todo el tiempo,
permitiendo que la otra parte se fusione con el Uno nuevamente. El observador volverá a despertar la parte dormida
del Uno en el momento apropiado. El ‘Yo Soy’ que acaba
de volver a despertar, como testigo, fusiona su consciencia
con la consciencia del Uno dormido y canta una nota diferente. Es algo así como si toda la existencia fuera una sola
nota que, a su vez, es la combinación de todos los sonidos.
Sin embargo, la individuación del ser aparece y canta su nota
particular y esta nota individual hace de despertador gracias
al cual el ‘Yo Soy’ testigo despabila a la parte dormida. La
parte despierta lo revive objetivamente de nuevo, toma consciencia del ser testigo y es separado del sonido, del color, de
la energía y del movimiento. Es un fluir exquisito.
La primera forma era una estrella. La matriz estelar fue
utilizada para centrar e individuar la consciencia para facilitar la entrega límpida al sueño profundo y al redespertar a la
forma del ser testigo. El sueño profundo conlleva una entrega
total y el redespertar implica una presencia total. Se podría
decir que la presencia –presencia consciente del ser– y la
entrega total son dos componentes de la naturaleza dual de
la existencia, no es el simple estar. Un componente elige el
ser, el otro pierde el ser. De modo que la naturaleza del Uno
es por una parte entrega y por otra estar presente, manteniendo el espacio. Ambos son parte de la totalidad del verdadero
ser: la unión de lo que es con lo que hace, de la mente con la
experiencia de soñar entregadamente. (Siento una presión en
mi pecho que me distrae un poco...Continúo).
32
Download